jueves, 8 de marzo de 2012

Cambia tu Currículum, asegura tu éxito.


La historia del cv o currículum vitae o “carrera de vida” es ya bastante larga... desde que el ser humano se organizó en sociedad se establecieron carreras o pasos para avanzar en ella. 

Los registros de estas primeras “carreras” por escrito, aparecen en la época de los primeros cónsules romanos, los cuales registraban los cargos que habían ido ocupando desde sus primeras etapas. Desde entonces hasta nuestros días poco a cambiado, seguimos manteniendo un soporte que intenta reflejar nuestros carrera de vida en la sociedad aunque ya no sea tan fiel, ni cumpla una misión de narrar un progreso social como en sus primeros tiempos.
Hasta mediados del siglo XX el CV era una formalidad que se usaba poco y principalmente para conocer el estatus de la persona que se pretendía contratar como el estado civil, condiciones físicas, residencia... tampoco se exigía una cualificación específica para la mayoría de los trabajos.
Con la evolución de la ciencia y la tecnología  los perfiles que un empleador podía encontrar  eran cada vez mayores, por lo que el CV se convirtió en la herramienta principal de filtro para seleccionar al candidato adecuado.



¿Cómo debe ser un CV para tener ciertas probabilidades de éxito?
  • Presentación clara y estructurada de su experiencia, conocimientos y habilidades.
  • Experiencia profesional: duración, inicio-fin, empresa, puesto y descripción de las funciones, tecnologías, y proyectos más relevantes. Siempre en orden cronológico inverso: de más reciente al más antiguo.
  • El seleccionador se fijará principalmente en los últimos 3 años, el resto, podéis hacerlo más breve.
  • ¿Foto? sí, sobre todo si el puesto es de cara al público o tiene actividad comercial... es fundamental.
  • Personalízalo para la oferta a la que lo envías, y olvídate de la carta de presentación.


¿Pero es esto suficiente?
  • No, de hecho el CV tradicional ha dejado de tener la importancia con las redes sociales profesionales. En ellas es dónde se realizan el 90% de las búsquedas de Talento. Por tanto, si buscas trabajo o quieres que tu carrera tenga un desarrollo constante debes estar en ellas de forma activa.
  • Los consejos para el cv asúmelos para tu perfil en la red social: LinkedIn, Xing o Viadeo, aunque si quieres centrarte en una y trabajas en España opta por LinkedIn.
  • Añade un pequeño resumen de tu perfil, tus puntos fuertes, y hacia dónde quieres orientar tu carrera.
  • Piensa que tu perfil no deja de ser una página web, que un buscador tipo google indexa para que otra persona haga búsquedas y te encuentre. Por ello debes introducir aquellas palabras (Keywords) que consideres que identifiquen tu perfil comunmente en el mercado.
  • Tras esto, compruébalo, lanza una búsqueda en la propia red social, o desde google y mira en que página de resultados aparece tu perfil. Si son más de 2... rehazlo porque no están bien posicionadas las palabras clave que te identifican.
  • Facilita el contacto, evita que tengan que pagar por contactarte. España es un país de pymes... y no sobra el dinero. Para ello indica tu email en una zona relevante de tu descripción, incluso tu móvil si estas activamente buscando.
  • Valida tus SKILLS: si eres especialista en un área, hazlo saber. ¿Cómo puedes demostrar que lo eres? teniendo un blog, participando en foros de especialistas de esa materia, tus certificaciones... y añade los enlaces a tus perfiles públicos y a tus blogs en el perfil de la red social.
    • Es necesario que esa experiencia o conocimiento que dices poseer venga avalado por alguien más.
  • ¿Vídeo presentación? Tiene sentido en perfiles junior, o en posiciones de base. Para otras posiciones no, porque quiza sea una desventaja.
    • El vídeo se esta usando como parte del proceso de criba de un proceso de selección, así lo usamos nosotros, pero no como parte del CV de una persona.
  • Por último, TU REPUTACIÓN PERSONAL, constrúyela, todos podemos tener una reputación profesional. Se construye siendo coherente en nuestra presencia en la red y demostrando nuestro interés por áreas de conocimiento o actividad en nuestros perfiles públicos: Twitter, facebook, etc. Por tanto, pensad antes de publicar que aquello que escribís en modo “abierto” o sin cerrar las condiciones de privacidad es leído por cualquiera que construirá una opinión sobre vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario